Por LALEH ALEMZADEH-HANCOCK. traducción roberta carriles

A pesar de una vida convulsionada y con cambios constantes, una mujer positiva y resiliente logró trasnformarse en una líder vibrante.

Cuando tenía 7 años, el futuro de mi familia cambió para siempre cuando estalló la revolución iraní. 

Mi padre, el director ejecutivo de una compañía de textiles, fue el objetivo de los opositores del Sah y su miniserio. En menos de 24 horas y con sólo 3 maletas, mi madre, mis dos hermanas y yo, abordamos un avión hacia Francia sin tener ninguna pista de lo que el futuro nos depararía. Mi padre permaneció para cuidar de sus empleados, sin embargo tuvo que esconderse por su propia seguridad. Desafortunadamente, no tomó mucho tiempo para que el gobierno usara a su familia restante como una manera para atraparlo y mandarlo a prisión. Le quitaron sus propiedades, su negocio y su dinero y así, la vida que hasta el momento conocíamos desapareció.

Crecí como una niña naturalmente feliz y tranquila que observaba y absorbía todo lo que había a mi alrededor.  Admiraba la visión de negocio de mi papá, que llevaba comercio a las zonas rurales de Irán, construía fábricas y subsidiaba alojamientos; creaba empleos para la gente local, para que pudieran mandar a sus hijos a estudiar maestrías y que se convirtieran en líderes de sus comunidades.

Pero con la pérdida de su ingreso y de nuestro hogar, entendí que tendríamos que crear algo diferente. 

Cuando llegamos a Niza, Francia, mis hermanas y yo entramos a un internado en el que los niños eran mucho mayores que yo y mi hermana pequeña. Mientras mi mamá buscaba una casa nueva, recuerdo haber pensado en que yo tenía dos opciones: Quedarme dentro, escondida o tratar de conocer a la mayor cantidad de gente posible aunque no sabía cuando me iría otra vez.

Elegí la segunda, porque aún en aquel entonces, yo sabía que la vida era para celebrarse y estaba decidida a encontrar cómo hacerlo. 

Milagrosamente, mi padre fue liberado de la custodia iraní después de unos meses y se reunió con nosotras en Francia. Cuando yo tenía 11 años, nos mudamos a Los Ángeles, California, en donde mi papá construyó un negocio muy exitoso en el sector minorista. When I was 11, we relocated to Los Angeles, where my dad built a successful business supporting the retail sector. Sin embargo, después de cinco desastres naturales en los mismos años, sufrimos pérdidas significativas y nos vimos forzados nuevamente a reconstruirnos.

Un terremoto devastador  golpeó a Los Ángeles poco después de que me casé, lo que aleleró nuestra mudanza a la Costa Este, y se alteraron mis planes de asisitir a la escuela médica. Esto sumado a mis gemelas que padecían de cólicos, el crecimiento de deudas y mi divorcio, y otra vez me encontraba ante un futuro impredecible para mi y para mis hijas.  

Empecé a tener claro cuánto dinero necesitaría para prosperar…

Suficiente para pagar las deudas de ayer y mis facturas de hoy. Suficiente para el cuidado mío y de mis gemelas, dejando espacio para el futuro, incluyendo los fondos para su universidad.

Fui a una empresa de reclutamiento para solicitar trabajos de atención médica. Fue tan exitosa mi primera entrevista, que el reclutador se me acercó para sugerirme que considerara un trabajo como reclutadora en la industria tecnológica. Esta rama pagaba mucho más e incluso auanque no era mi área, los conocimientos que yo tenía coincidían con esta trayectoria profesional.¡El único inconveniente esra que la oferta de trabajo estaba basada 100% en comisiones!

Esto estaba muy lejos de los ingresos garantizados que me había propuesto asegurar, pero conocía mis hábitos de trabajo y sabía que haría lo necesario para ganar suficiente dinero para mantener a mi familia.

Después de preguntarles a mis padres si me prestarían dinero en caso de necesitarlo (lo cual nunca hice), puse a prueba mis habilidades de negociación con mi posibles empleadores.  Ellos accedieron a darme un salario durante los primeros tres meses, apenas suficiente para cubrir mis gastos, mientras empezaba a ganar comisiones.

Más que los riesgos, vi las posibilidades. No me sentí intimidada al tener que aprender acerca del campo ni al trabajar en un sector predominado por hombres.

Para mi, ser diferente – una mujer con una perspectiva única –  fue una ventaja y una manera de destacar y de ser exitosa eventualmente. 

Ver a mi padre perder y crear dinero en múltiples ocasiones y estar en una familia que brincó hacia lo deconocido y prosperó, me ayudó a descubrir mi propia determinación para aprovechar al máximo lo que tenía frente a mi. Esto se convirtió en la base de la perspectiva de liderazgo que encarno el día de hoy como una líder resiliente, alquien que puede liderar ¡sin tener que vivir terremotos y revoluciones!

Aquí hay cinco aspectos de mi viaje que pueden también ayudarte a crear más éxito y gozo en tu vida: 

1. Tú eres tu propia fuerza creativa

Sin importar  mi situación personal o financiera, siempre he reconocido que yo soy la fuerza creativa en mi vida . Siempre puedo crear más simplemete al tomar acción y al buscar lo que se requiera. Al ver a mi familia reconstruirse a sí misma, supe que las elecciones que tomo hoy me podrían llevar a un futuro más grandioso. Las preguntas que hago continuamente son…

 “¿Qué tengo que hacer ahora para crear el futuro que deseo y que sé que es posible? ¿Qué puedo elegir hoy que permitiría que mi mañana fuera más grandioso?” 

Cuando reconoces que tú eres la fuerza creativa y la fuente de tu propia vida, cosas como el dinero, hogares y medios de sustento pueden irse solamente de manera temporal. Si te tienes a ti [email protected], tienes todo lo que necesitas para crear aualquier cosa que desees.

2. Abraza a la vida como si fuera una aventura

Al elegir abrazar la vida en Francia como una aventura, elegí un camino de posibilidades. Esconderme y limitar mis expreiencias, no hacían sentido para la niña de 7 años que era… y aún no lo hacen a mi edad adulta. ¿Para qué vivir tratando de evitar riesgos, problemas y posibles baches en el camino , cosas que solamente causan estrés y ansiedad al tratar de controlar lo incontrolable?  Es más divertido y más expansivo vivir la vida como una aventura y permitir que lo impredecible sea un trampolín hacia posibilidades infinitas.

Las más grandiosas posibilidades para ti están justo más allá de tu imaginación y tu habilidad de pensar o imaginar las cosas. Yo abrazo ir más allá de los límites de mi mente al preguntar:

 “¿Qué más es posible aquí que nunca he considerado? ¿Qué elecciones tengo que ni siquiera sé que tengo?

Cada elección que haces –sin importar lo pequeña que sea- crea tu futuro. Yo aprendí a ver lo que mis elecciones crearían en mi vida: “¿Esta elección va a crear más o menos para mi?”  He aprendido a confiar y a seguir mi instinto. Si no estoy segura, solamente elijo y veo lo que sucede. Si no funciona, por lo menos ahora ya tengo más conocimiento para hacer mi siguiente elección. 

3. Nútrete y nutre a tu cuerpo

Al principio, durante mi carrera en la tecnología, casi no veía a mis hijas. Sabía que esto no era sostenible y que tendría que cambiar. Cuando me comprometí a nutrirme y a nutrir a mi cuerpo, las oportunidades de mantener esta locura se presentaron solas. Encontré un nuevo trabajo con mejores horario y salario. Empecé a escuchar las quejas de mi cuerpo – dolor, rigidez, niebla mental, estrés. Me di cuenta que cuando elegía hacer algo gozoso y rejuvenecedor para mi cuerpo, ¡la relajación y la inspiración me inundaban! Crear e innovar en mi negocio se volvieron más fáciles porque yo estaba más feliz y más vibrante.

¿Has escuchado alguna vez el dicho: El dinero sigue al gozo?

Mucho más es posible cuando incluimos al gozo aen nuesra existencia y recordamos que la fuerza y la lucha no son necesarias.Imagina cuánto más serías capaz si te permitieras ser más alegre y  fácil. 

4. Mantente curioso

Sin importar cómo o qué tan pequeño empiezas expandir tu mundo y crear un mañana más grandioso es siempre posible. La manera más fácil de crecer y expandirte es siendo curioso y haciendo preguntas. Cuando haces esto, te darás cuenta que siempre hay algo más que saber. Personas con quienes hablar, más que descubrir.

Mis preguntas favoritas para expandir mi conciencia de posibilidades en la vida y en los negocios son estas: 

  • ¿En dónde puedo poner mi atención y recursos hoy que creará más para hoy y para el futuro?
  • ¿A dónde puedo ir o con quién puedo hablar, que contribuyan para que esto se convierta en algo más grandioso?
  • ¿Qué más es posible con esto que no había considerado antes?
  • ¿Qué elecciones me beneficiarán a mi, a mi negocio y a mi familia para llegar a donde verdaderamente deseo ir??

5. Nunca te des por vencido, nunca te detengas, nunca renuncies. 

Hace muchos años aprendí un mantra de Access Consciousness  que me encanta:

Todo en la vida llega a mi con facilidad, gozo y gloria.” 

Es un recordatorio genial de que sea lo que sea que esté pasando – bueno, malo o feo –la facilidad, el gozo y la gloria siempre están disponibles. Para mi “gloria” es la exhuberancia, la gratitud y la celebración de todo lo que tengo y lo que puedo elegir, incluso en los momentos obscuros o intensos. Esta perspectiva es la que me ha permitido ser más resiliente y nunca darme por vencida. 

Seguramente habrán altas y bajas en la vida que no puedes controlar. Pero cómo les permitas influir en ti es totalmente tu elección. Las posibilidades no terminan porque lo no planeado, inesperado o incluso no deseado aparezca; solamente terminan cuando dejamos de buscarlas.

Convertirme en refugiada a temprana edad, me inició en el viaje de ser la líder, la empresaria y la facilitadora de empoderamiento que disfruto ser hoy.  Estoy agradecida por cada pregunta que hice y cada elección que hice en el camino. Esto me ha enseñado que sin importar lo que pase, siempre hay una luz, siempre hay un camino hacia delante, siempre hay un futuro mñas grandioso… ¡si estás dispuesto a elegirlo!

Acerca de Laleh Alemzadeh-Hancock

Lalen Alemzadeh-Hancock es coach de liderazgo y empresarial, consultora en servicios profesionales, mentora de bienestar personal y fundadora y CEO de una compañía global de servicios profesionales, Belapemo. Laleh tiene 30 años de experiencia en excelencia operacional, cambio gerencial y consultoría. Laleh tiene un interés particular en apoyar el liderazgo en las capacidades de las mujeres – en los negocios, en el lugar de trabajo, en casa y en la comunidad. Fue destacada en la publicación de 2019, America´s Leading Ladies: Stories of courage, challenge and triumph.  (Las Damas líderes de America: Historias de coraje, retos y triunfo)